Confirmado: los 50 son los nuevos 40

Muchos de los temas predominantes sobre el envejecimiento se sitúan hoy día en torno a las pensiones y al retraso de la jubilación. Sin soslayar el hecho de que se trata de asuntos acuciantes y graves, lo cierto es que, al centrar el diálogo en esos dos temas, se olvidan muchas otras cuestiones interesantes que rodean a este fenómeno.

Sigue leyendo en El Economista —>>>>